domingo, 19 de diciembre de 2010

Los hallazgos científicos de una década

Fue la primera década del pasado siglo una época de grandes descubrimientos, revolucionaria, cuando las teorías de la relatividad y cuántica abrieron las puertas para el desarrollo de una nueva física, la física moderna, que marcaría radicalmente el devenir de la ciencia en el siglo XX. Ahora termina la primera década del siglo XXI, y todo apunta a que el profundo conocimineto de la Genética determinará buena parte de las investigaciones científicas de esta centuria y llegará a límites tan esperanzadores como inquietantes.

La prestigiosa revista Science acaba de seleccionar los diez descubrimientos más relevantes de la década que concluye y, sí, los hallazgos en el campo de la genética adquieren el máximo protagonismo. De la decena que propone la revista, cinco están relacionados con investigaciones en Genética y/o salud (sin duda la principal preocupación científica actual), tres son de Astronomía y Astrofísica (donde hay tantísimo por descubrir aún), uno relativo a los nuevos materiales y el restante al cambio climático global.

[Modelo molecular del ADN; imagen procedente de la  muy interesante web http://www.portalciencia.net/]

Estos son los diez principales descubrimientos científicos de la década según la revista Science:

1) La parte oscura del genoma. El llamado "ADN basura" parece tener funciones importantes en muchos procesos biológicos, como el cáncer.

2) Precisiones cosmológicas. Sólo un pequeño porcentaje de la composición del universo, un 4,5 %, es materia que forma objetos  celestes como estrellas y planetas, pero casi un 23 % sería materia oscura, no visible mas con efectos gravitatorios; y la mayor parte, algo menos de un 73 %, debe ser energía oscura, responsable de la aceleración de la expansión del universo. 

3) ADN del pasado. El estudio de la evolución de las especies, incluida la nuestra, puede depararnos sorpresas gracias a la paleogenética, es decir, al análisis del ADN de especies del pasado. El genoma del neandertal ha sido ya determinado.

4) Agua en Marte. En 2008 se confirmó la existencia de restos de hielo en el suelo marciano. Una evidencia más de la existencia de agua en Marte, reforzándose la hipótesis de que en el pasado en el planeta rojo debió haber agua líquida en su superficie o en el subsuelo, capaz de erosionar las rocas y de albergar alguna forma de vida.

5) Reprogramación celular. Se ha conseguido reprogramar células adultas, dotándolas de pluripotencialidad. Se creía, demostrándose en 2006 lo contrario, que una vez que una célula se ha diferenciado ya no puede convertirse en otro tipo de célula.

6) El microbioma. Se ha estudiado el papel que juegan los microorganismos en el cuerpo humano, demostrándose que algunas bacterias protegen frente a enfermedades. Los avances en la investigación del microbioma humano son sin duda esenciales para el cuidado de nuestra salud.

7) Exoplanetas. ¿Hay ahí fuera planetas similares a nuestra Tierra? Ciertamente debe haberlos y los investigadores los buscan en una tarea nada fácil. Actualmente se han localizado más de 500 exoplanetas, orbitando alrededor de otros soles, que se reparten en 422 sistemas planetarios diferentes. En esta década se han descubierto muchos de ellos, aunque la mayoría son gigantes gaseosos.

8) Las inflamaciones. En esta década se ha relacionado la inflamación con enfermedades como el cáncer(anteriormente se consideraba a la inflamación como una mera respuesta defensiva del organismo frente a agentes irritantes o infecciosos).

9) Metamateriales. La manipulación de la materia a niveles nanométricos ha permitido obtener metamateriales, aquellos que poseen una estructura que les confieren novedosas propiedades electromagnéticas. Se piensa en aplicarlos para la fabricación de superlentes. La revolución en el campo de la óptica.

10) Cambio climático antropogénico. Se ha confirmado el carácter antropogénico del calentamiento global por las emisiones de gases de efecto invernadero. La inmensa mayoría de los científicos está de acuerdo hoy en que la actividad humana es la responsable del calentamiento global. Algo imprescindible para presionar a los gobiernos a que adopten medidas contundentes que puedan frenarlo antes de que las consecuencias sean realmente catastróficas (particularmente para las regiones del planeta más desfavorecidas).


La ciencia avanza cada vez más, sorprendiéndonos sin cesar. Posiblemente en el siglo XXI alcance un enorme desarrollo, que ahora apenas vislumbramos.