miércoles, 6 de junio de 2012

Enseñar ciencias en un sentido humanístico

[Isidor Isaac Rabi: Fuente de la imagen aquí]


Isidor Isaac Rabi (1898 - 1988) realizó estudios pioneros en resonancia magnética. Sus experimentos e investigaciones en resonancia magnética de haces moleculares permitía el estudio de las propiedades magnéticas y la estructura interna de moléculas, átomos y núcleos, por lo cual le fue concedido el premio Nobel de Física en 1944.  Hoy en día la resonancia magnética es una poderosa técnica para la determinación de estructuras moleculares y también muy valiosa en medicina, como procedimiento de diagnóstico.

Pensaba Rabi  (lo que compartimos) que la ciencia debe enseñarse en todos los niveles, del más bajo al más alto, en un sentido humanístico. Según él, la ciencia debe enseñarse con cierta comprensión histórica, social y humana, sin ignorar, como suele hacerse, la faceta biográfica de los hombres y mujeres que, con gran dedicación y esfuerzo, construyeron el conocimiento científico, con sus éxitos, pero también con sus dificultades y tribulaciones.

Ahora, por ejemplo, que tenemos tan reciente el último tránsito de Venus, sería un momento ideal para conocer un poco la extraordinaria biografía de G. Le Gentil, quien puso gran empeño, con vicisitudes curiosísimas, al intentar observar (y realizar mediciones precisas) los tránsitos de Venus de 1761 y 1769 en la India. Y es que las biografías de muchos científicos guardan sorprendentes historias, que posiblemente catalicen nuestra comprensión de los asuntos que investigaron. Un camino apasionante para aprender. Dejo al lector la placentera tarea de profundizar en la biografía de Le Gentil y en la importancia que tenía la observación de los tránsitos de nuestro planeta vecino.