domingo, 9 de diciembre de 2012

Juan Luis Arsuaga, científico jovial

[Portada del último libro de Juan Luis Arsuaga.
Fuente de la imagen aquí]

El paleontólogo madrileño Juan Luis Arsuaga (1954), premiado con el Príncipe de Asturias en Investigación Científica y Técnica (1997) por sus trabajos con el excelente equipo de investigadores del yacimiento pleistocénico de Atapuerca (Burgos, España), es un prestigioso científico reconocido internacionalmente y, además, uno de nuestros mejores divulgadores de su disciplina. Y un científico jovial, un Homo sapiens iovalis, podríamos decir.  "Los científicos en general tenemos mucho sentido del humor, cualquier persona inteligente tiene mucho sentido del humor; la gente demasiado seria creo que no puede ser muy buena como científica porque hace falta tener sentido de la trasgresión, buscarle las vueltas, hacerles cosquillas a las teorías", dice el jovial paleontólogo español.

El pasado siete de octubre, en la sobremesa del domingo, pudimos disfrutar de sus amenos y sinceros comentarios, sobre sí mismo y sobre nuestros antepasados (que él investiga desde hace décadas) en el que es probablemente el mejor programa de entrevistas de la radio española: Siluetas (RNE1, los domingos a las 15 horas). 

Muchas pinceladas curiosas sobre los homínidos nos traza Arsuaga en la entrevista. Sobre los robustos neandertales, especie muy parecida a la nuestra, indica que no pudo competir con Homo sapiens y desapareció. Dos especies semejantes compartiendo nicho ecológico son rivales poco o nada compatibles y la naturaleza seleccionará a una de ellas. Nos habla también del bipedismo y su posible relación con la selección sexual y apunta que no existe ninguna especie en la naturaleza a la que le crezca el pelo, así nuestros "primos" los chimpancés no van a la peluquería, no lo necesitan.

Desmiente categóricamente la creencia popular, un tópico, de que el cerebro humano está infrautilizado, que sólo usamos un pequeño porcentaje del mismo. Esto sería insostenible con un análisis evolutivo. Nuestro cerebro consume más del 20 % del total de los recursos energéticos corporales y un órgano que consume tanta energía, tan costoso desde el punto de vista energético, debe funcionar al máximo de sus posibilidades pues "en la naturaleza no se desperdicia ninguna caloría".

Y, cómo no, nos habla Arsuaga de Homo antecessor (en la imagen). Tiene ahora dudas el paleontólogo español de que Homo antecessor (que vivió hace unos 900 000 años) fuera la primera especie de nuestro género que habitara el continente europeo. Se han hallado restos fósiles más antiguos, de 1,2 millones de años, que nos hacen pensar que pudo ser Homo erectus (que habitaba por entonces África y Asia) el primer europeo. Tal vez Homo antecessor fue su descendiente. Recordemos que Homo antecessor es antepasado de Homo heidelbergensis y de Homo neanderthalensis. Pero en la reconstrucción fiel del árbol genealógico de los homínidos hay todavía muchas lagunas, quedan muchos fósiles por descubrir y numerosas piezas por encajar. No pocas sorpresas nos deben esperar en las próximas décadas y eso, lejos de desanimar a los científicos, los estimula a investigar con mayor intensidad y profundidad si cabe y a soñar con excavar en lugares aún no escrutados. ¿Hay un aliciente mejor?


Puedes escuchar la entrevista a Juan Luis Arsuaga en Siluetas pinchando aquí.


OTROS CIENTÍFICOS ENTREVISTADOS EN SILUETAS:

- Santiago Grisolía (bioquímico).
- Sonia Fernández-Vidal (física y escritora).
- Juan José López-Ibor (psiquiatra).
- Federico Mayor Zaragoza (farmacéutico, bioquímico y político).