miércoles, 22 de mayo de 2013

Mónico Sánchez o la fuerza de la voluntad

Mónico Sánchez Moreno, inventor manchego de la primera mitad del pasado siglo, está de moda gracias al último libro del físico, divulgador científico y escritor Manuel Lozano Leyva, catedrático en la Universidad de Sevilla. El ingeniero eléctrico de Piedrabuena (en la comarca de Campo de Calatrava, Ciudad Real), don Mónico, es todo un ejemplo de fuerza de voluntad y de ganas de superar situaciones difíciles y deprimentes, de pobreza y carencias educativas entre otras, para alzar el vuelo, o navegar hacia tierras lejanas en busca de oportunidades con la cabeza llena de proyectos e ideas. Manuel Lozano más que contarnos la apasionante historia de este inventor manchego (ya de por sí magnífica; inventó un aparato de rayos X portátil usado con fines médicos en tiempos de guerra y fue pionero en la telefonía sin hilos) nos anima, y particularmente a la juventud española que tan áspera situación ha de afrontar en estos tiempos de dura y duradera crisis, a tirar hacia adelante y, allá donde fuere, sacar lo mejor de nosotros mismos para emprender nuestros proyectos. Al menos, que no dejemos de intentarlo. Un mensaje optimista que, la verdad, tampoco nos viene nada mal.


PARA SABER MÁS SOBRE MÓNICO SÁNCHEZ: