lunes, 18 de noviembre de 2013

¿Coincidencia?

"Quizá sea una mera coincidencia el que el hombre que por primera vez observó que el frotamiento del ámbar provocaba en éste un nuevo y particular estado, conocido ahora como estado de electrificación, fuese también quien, por primera vez, expresara la convicción de que debe existir un gran principio de unidad que establece un vínculo entre todos los fenómenos, haciéndolos racionalmente inteligibles; que detrás de toda la aparente diversidad y cambio de las cosas, existe un elemento primordial del que están compuestas todas las cosas y cuya búsqueda debe ser el objetivo último de toda ciencia natural".

Palabras estas de ROBERT A. MILLIKAN en la introducción al libro "Electrones (+ y -), protones, fotones, neutrones y rayos cósmicos" (Espasa - Calpe, Buenos Aires, 1944).

Se refiere (posiblemente lo ha averiguado ya el lector) a Tales de Mileto, el gran sabio que 600 años antes de Cristo ya concibió, dice Millikan, "el espíritu que ha guiado el desarrollo de la Física a través de todas las épocas".