jueves, 5 de noviembre de 2009

Recordando a Svante A. Arrhenius en el 150 aniversario de su nacimiento

Svante August Arrhenius (1859 - 1927), físico y químico sueco galardonado en 1903 con el premio Nobel de Química, desarrolló una notabilísima labor científica bien conocida por los estudiantes de química (teoría de la disociación electrolítica en iones y su aplicación al importante caso de los ácidos y las bases; y estudio de la velocidad de las reacciones químicas y su dependencia de la temperatura absoluta). Digamos que la teoría de Arrhenius sobre los electrólitos fue muy poco valorada en principio por sus compatriotas, que le dieron una calificación mínima a su tesis doctoral (1884). No obstante, afortunadamente, recibió el espaldarazo de científicos extranjeros de la talla de Ostwald, Boltzmann o Van´t  Hoff.

Sin embargo, no muchos conocen que Arrhenius fue pionero defensor de la teoría de la panspermia (posteriormente popularizada por el astrónomo británico Fred Hoyle), según la cual  la vida en nuestro planeta tendría un origen extraterrestre, al transmitirse de un astro a otro mediante esporas bacterianas. Original y muy sugestiva hipótesis sobre el origen de la vida que levanta no poca controversia.

Para ilustrar la teoría de la panspermia, propuesta por Arrhenius a comienzos del siglo XX, recomendamos ver el siguiente vídeo:




Ahora que nos vamos aproximando al final de este 2009 de conmemoraciones científicas de gran significación no queríamos dejar de recordar, con unas modestas líneas, la sobresaliente figura de Svante Arrhenius, al cumplirse 150 años de su nacimiento.