jueves, 13 de junio de 2013

El pensamiento enérgico del científico

[JAMES CLERK MAXWELL, uno de los científicos más importantes del siglo XIX (artífice genial de la gran síntesis electromagnética: electricidad, magnetismo y luz), a los veintitrés años, cuando el joven escocés estudiaba en Cambridge; allí investigó los colores y elaboró una meritoria teoría cuantitativa del color. Poco después, en 1856, gana una plaza como profesor de Filosofía Natural (Física) en el prestigioso Marischal College de Aberdeen]



[Antigua postal del Marischal College, en la ciudad escocesa de Aberdeen;
procedencia de la imagen aquí]



"Confío que gracias al estudio cuidadoso y diligente de las leyes naturales seamos capaces de huir de los peligros de las formas de pensamiento vagas e inconsistentes y adquiramos el sano hábito del pensamiento enérgico que nos permita reconocer el error en todas sus formas".

(JAMES CLERK MAXWELL, en su lección inaugural como profesor en el Marischal College de Aberdeen, Escocia. Citado en "Maxwell. La síntesis electromagnética"; Miguel Ángel Sabadell; RBA, 2013).

Sí, más que nunca necesitamos pensamiento enérgico.

2 comentarios:

Mizar dijo...

Acabo de conocer tu blog y me ha encantado. Pasa a mis marcadores de favoritos. Enhorabuena.

Bernardo Rivero dijo...

Gracias, "Mizar", por tus palabras. Pásate por "El devenir de la ciencia" cuando quieras. Por cierto, magníficas las fotos de "El beso de la Luna".
Saludos, amigo.