jueves, 29 de enero de 2015

Linus Pauling: por la ciencia, por la paz

[LINUS PAULING; imagen: Michigan State University; Department of Chemistry ( enlace aquí)]


Es sin duda Linus Pauling uno de los científicos más importantes del pasado siglo y una figura singular y notable que ha tenido gran influencia no sólo en el ámbito del conocimiento; pues su activismo pacifista en los ya lejanos años de la guerra fría, oponiéndose a los conflictos bélicos y denunciando los ensayos nucleares, tuvo gran resonancia y le hizo merecedor (no sin haberle causado antes problemas en su país) del premio Nobel de la Paz en 1962 y, años más tarde, del premio Lenin de la Paz (mañana, 30 de enero, celebramos la comunidad educativa el Día Escolar de la No Violencia y la Paz). Nacido en 1901 y fallecido en 1994, el ilustre químico norteamericano fue testigo y protagonista de los revolucionarios avances científicos del siglo XX, como la mecánica cuántica (él fue pionero en su aplicación al estudio de los enlaces químicos) o la determinación de la estructura de la molécula portadora de la información genética, el ADN; pero también presenció con gran preocupación la disparatada y tensa escalada armamentística tras la trágica Segunda Guerra Mundial. No More War! (¡No más guerras!) fue su obra pacifista más destacada (1958).

Me sedujo el personaje en los años 80 cuando era yo un joven estudiante de Química, pues, como Pauling, veía en la vitamina C un antioxidante prometedor y eficaz en la prevención de infecciones y el cáncer. Sin embargo, jamás llegué a ingerir las abusivas dosis del gran químico estadounidense, quien en sus últimos años tomaba ¡más de 18 gramos diarios! Por muy hidrosoluble que sea el ácido ascórbico, la antioxidante vitamina C, y pueda eliminarse su exceso por la orina, las dosis de Pauling me parecen hoy exageradas y posiblemente con efectos secundarios indeseables.


[Sello norteamericano dedicado a Linus Pauling, quien estudió la hemoglobina y la anemia falciforme, proponiendo que ésta es causada por un defecto genético asociado a la síntesis de la proteína transportadora del oxígeno, la hemoglobina de los gĺóbulos rojos o eritrocitos. Imagen: Oregon State University (enlace aquí)]


Pauling se interesó por diversos problemas científicos. Relevante es su investigación de las proteínas (como la hemoglobina de la sangre) y otras biomoléculas, indagando la estructura de las macromoléculas de los seres vivos. Sus estudios de las proteínas le condujeron a proponer una estructura en triple hélice para el ADN (que resultó errónea) un par de años antes de que Crick y Watson hicieran lo propio en 1953, pero estableciendo éstos una doble hélice para la molécula portadora de la información hereditaria. Dice Mark Henderson (en 50 Cosas que hay que saber sobre Genética; Ariel Ed.) que Pauling fue el primero en sugerir una estructura helicoidal para el ADN y que podía haber llegado finalmente a la solución correcta de no haber sido por su activismo político y pacifista. Y es que en 1952 le fue retirado el pasaporte al ser declarado peligroso para el gobierno norteamericano por simpatizar con las ideas comunistas. Tuvo que renunciar a un viaje a Inglaterra y no pudo ver las imágenes cristalográficas del ADN que había obtenido Rosalind Franklin con rayos X, que sugerían una estructura en doble hélice.

Pero si Linus Pauling tiene gran significación en la química es, sobre todo, por su valiosísima contribución al conocimiento de los enlaces químicos para la explicación de la estructura de las moléculas. Propuso la hibridación de orbitales en la formación de enlaces y las estructuras resonantes (moléculas que "oscilan" entre diferentes estructuras), entre otras aportaciones importantes. Por ello, en 1954, le fue concedido el más alto galardón científico, el premio Nobel de Química, por su contribución al conocimiento del enlace químico. Su obra más célebre en este campo es The Nature of the Chemical Bond (1939), La naturaleza del enlace químico.


[Ejemplos de estructuras "en resonancia"; Imagen: Wikipedia]


Se queda uno pasmado cuando lee la larga lista de premios y distinciones que tiene Linus Pauling, integrante del selecto y reducido grupo de científicos doblemente galardonados con el premio Nobel. El químico norteamericano (premios Nobel de Química y de la Paz) tiene el honor de haber recibido sus dos galardones de forma no compartida. Un científico sin duda magnífico y singular.

Os dejo con él: