sábado, 3 de octubre de 2009

Ardipithecus ramidus (en búsqueda de nuestros antepasados)


Esta semana Ardipithecus ramidus , "Ardi", (vemos su cráneo en la imagen, que hemos tomado de www.exploratorium.edu) ha sido protagonista de las portadas de la prensa digital y escrita (raramente un acontecimiento científico tiene tanta repercusión mediática). Y es que esta semana la prestigiosa revista Science dedica once artículos a nuestro lejano antepasado, el más antiguo descubierto hasta la fecha (que probablemente no será el último), donde se describen detalladamente sus características anatómicas, su ecosistema y su posible organización social. Los restos fósiles de "Ardi" tienen una antigüedad de 4,4 millones de años (superando en 1,2 a Lucy).
Creen los científicos que la bifurcación de los homínidos, que por un lado daría lugar a los chimpancés y por otro a los humanos, debió suceder hace unos seis millones de años. "Ardi" sería el hominino (homínido bípedo) más próximo a ese crucial momento de la bifurcación que hemos podido hallar.
Aunque acaso nos pueda parecer Ardipithecus ramidus muy parecido a los chimpancés, el meticuloso y arduo trabajo del equipo de científicos que lo ha investigado permite afirmar que nuestro antepasado presentaba ya algunas peculiaridades diferenciadoras importantes, como es el que no caminaba apoyándose en los nudillos ni se trasladaba de rama en rama como lo hacen nuestros "primos" actuales. "Ardi" era bípeda (podía caminar pequeñas distancias erguida) aunque, gracias a su particular anatomía, era capaz de trepar a los árboles y de desplazarse por ellos a cuatro patas.
Recomiendo a los lectores el artículo dedicado al asunto en la edición digital del diario El Mundo (también en Público y El País, entre otros), que incluye además un breve vídeo y unos enlaces interesantes.
Sin duda alguna, "Ardi" seguirá siendo noticia.