miércoles, 9 de marzo de 2011

Velocidad y ahorro energético

Sólo para dos cosas es mejor la velocidad que la lentitud, según el naturalista Joaquín Araújo: para curarse si está uno enfermo; y para morirse si lo está muy, muy mal.